El Ayuntamiento de Málaga pone en marcha el Plan Sectorial para la Mejora de la Calidad del Aire en Málaga

El Ayuntamiento de Málaga ha puesto en marcha el Plan Sectorial Para la Mejora de la Calidad del Aire de la Ciudad. Esta iniciativa, que la sitúa a la cabeza de las ciudades españolas en esta materia, nace como complemento del Plan Director de la Aglomeración de Málaga y la Costa del Sol. Según ha expresado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, su inicio responde “al compromiso del Ayuntamiento por trabajar en la mejora de la calidad de vida y del bienestar de los ciudadanos”.

Para el desarrollo de esta iniciativa, el Área de Sostenibilidad Medioambiental cuenta con la colaboración del Colegio Profesional de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Andalucía, COAMBA, cuya labor consistirá en el asesoramiento técnico para el desarrollo del plan, y asegurar la calidad del trabajo con profesionales especializados en materia medioambiental.

La primera fase del Plan Sectorial se centra en un diagnóstico de la situación actual de la calidad del aire en el municipio de Málaga, realizando un análisis de la evolución de los contaminantes atmosféricos en los últimos años. Su contenido se nutrirá de los datos con los que cuenta la administración en este apartado, así como de los resultados de experiencias pilotos municipales e innovadoras, que se están desarrollando en el municipio, como, por ejemplo, el programa CIVITAS con sensores móviles en autobuses, el programa Urban Mobile Sensors Urban Clouds con medidores en carros de correos o el programa CURMOS, que recabará datos recogidos por dispositivos ubicados en bicicletas, para proceder a su análisis y desarrollar en fases posteriores estudios exhaustivos en zonas concretas.

El objetivo del plan es la prevención de los efectos de los contaminantes sobre la salud, medio ambiente y bienes de cualquier naturaleza. Para ello, es necesario conocer tanto la situación de partida como las medidas y planes municipales que desarrollan las distintas áreas municipales relacionadas con esta materia. Algunos ejemplos son el Plan Municipal de Movilidad Sostenible de Málaga, la red de carriles bici, peatonalización de calles, la regulación de actividades de carga/descarga, iniciativas vinculadas a obras y demolición, Agenda 21 Local de Málaga, entre otras.

MEDIDAS DE ACTUACIÓN

Los resultados de la primera fase del plan permitirán diseñar propuestas de actuación, así como medidas concretas y transversales destinadas a mejorar la calidad del aire y niveles de contaminación. En estas medidas la implicación y participación ciudadana es clave, por lo que uno los principales objetivos del plan es acercar esta materia a la población, haciéndola comprensible usando los tecnicismos mínimos necesarios. Para ello, el plan incluye con carácter transversal procesos de participación, comunicación y sensibilización ciudadana.

Con esta última finalidad se ha puesto a disposición de la ciudadanía un portal web http://www.calidaddelairemalaga.es/ que, además de publicar el contenido del Plan de la Mejora de la Calidad del Aire de la Ciudad de Málaga, servirá de vínculo ciudadano, ofreciendo información divulgativa, procesos participativos, y noticias, entre otras cuestiones. Su objetivo es dar a conocer la repercusión ambiental y en la salud que nuestras acciones diarias tienen en la calidad del aire, y la importancia de combatir las emisiones de contaminantes mediante cambios de hábitos cuyos beneficios repercuten de forma directa a nivel local, nacional y comunitario, sobre la calidad ambiental y la salud de la ciudadanía. La web incluye la posibilidad de que los ciudadanos interesados puedan completar una encuesta anónima que les permitirá expresar su opinión sobre esta materia.

VIGILANCIA Y CONTROL

El plan recogerá un análisis de los gases contaminantes, primarios y secundarios, y material particulado derivado de las actividades antropogénicas, teniendo en consideración los aportes naturales. Entre las sustancias que establece la normativa comunitaria y, objeto del presente plan, se encuentran las siguientes: Dióxido de azufre (SO2), Óxidos de nitrógeno (NO2, NOX), Monóxido de carbono (CO), Ozono (O3), Material particulado (PM10 y PM2,5), Plomo (Pb), Arsénico (Ar), Cadmio (Cd), Mercurio (Hg), Níquel (Ni), Amoniaco (NH3), Benceno, Benzo(a) y pireno (hidrocarburos aromáticos policíclicos – HAP) así como compuestos orgánicos y compuestos orgánicos volátiles (COV).

En lo que se refiere al dióxido de carbono (CO2), hay que señalar que sus efectos no se relacionan directamente con la contaminación de la calidad del aire urbana y regional y sí con su especial relevancia a nivel planetario por su contribución al efecto invernadero, calentamiento global y cambio climático. Sin embargo, es especialmente significativo como principal indicador de las emisiones de todos los contaminantes derivados de los procesos de combustión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *