El Ayuntamiento de Málaga pone en marcha el Plan Sectorial para la Mejora de la Calidad del Aire en Málaga

El Ayuntamiento de Málaga ha puesto en marcha el Plan Sectorial Para la Mejora de la Calidad del Aire de la Ciudad. Esta iniciativa, que la sitúa a la cabeza de las ciudades españolas en esta materia, nace como complemento del Plan Director de la Aglomeración de Málaga y la Costa del Sol. Según ha expresado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, su inicio responde “al compromiso del Ayuntamiento por trabajar en la mejora de la calidad de vida y del bienestar de los ciudadanos”.

Para el desarrollo de esta iniciativa, el Área de Sostenibilidad Medioambiental cuenta con la colaboración del Colegio Profesional de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Andalucía, COAMBA, cuya labor consistirá en el asesoramiento técnico para el desarrollo del plan, y asegurar la calidad del trabajo con profesionales especializados en materia medioambiental.

La primera fase del Plan Sectorial se centra en un diagnóstico de la situación actual de la calidad del aire en el municipio de Málaga, realizando un análisis de la evolución de los contaminantes atmosféricos en los últimos años. Su contenido se nutrirá de los datos con los que cuenta la administración en este apartado, así como de los resultados de experiencias pilotos municipales e innovadoras, que se están desarrollando en el municipio, como, por ejemplo, el programa CIVITAS con sensores móviles en autobuses, el programa Urban Mobile Sensors Urban Clouds con medidores en carros de correos o el programa CURMOS, que recabará datos recogidos por dispositivos ubicados en bicicletas, para proceder a su análisis y desarrollar en fases posteriores estudios exhaustivos en zonas concretas.

El objetivo del plan es la prevención de los efectos de los contaminantes sobre la salud, medio ambiente y bienes de cualquier naturaleza. Para ello, es necesario conocer tanto la situación de partida como las medidas y planes municipales que desarrollan las distintas áreas municipales relacionadas con esta materia. Algunos ejemplos son el Plan Municipal de Movilidad Sostenible de Málaga, la red de carriles bici, peatonalización de calles, la regulación de actividades de carga/descarga, iniciativas vinculadas a obras y demolición, Agenda 21 Local de Málaga, entre otras.

MEDIDAS DE ACTUACIÓN

Los resultados de la primera fase del plan permitirán diseñar propuestas de actuación, así como medidas concretas y transversales destinadas a mejorar la calidad del aire y niveles de contaminación. En estas medidas la implicación y participación ciudadana es clave, por lo que uno los principales objetivos del plan es acercar esta materia a la población, haciéndola comprensible usando los tecnicismos mínimos necesarios. Para ello, el plan incluye con carácter transversal procesos de participación, comunicación y sensibilización ciudadana.

Con esta última finalidad se ha puesto a disposición de la ciudadanía un portal web http://www.calidaddelairemalaga.es/ que, además de publicar el contenido del Plan de la Mejora de la Calidad del Aire de la Ciudad de Málaga, servirá de vínculo ciudadano, ofreciendo información divulgativa, procesos participativos, y noticias, entre otras cuestiones. Su objetivo es dar a conocer la repercusión ambiental y en la salud que nuestras acciones diarias tienen en la calidad del aire, y la importancia de combatir las emisiones de contaminantes mediante cambios de hábitos cuyos beneficios repercuten de forma directa a nivel local, nacional y comunitario, sobre la calidad ambiental y la salud de la ciudadanía. La web incluye la posibilidad de que los ciudadanos interesados puedan completar una encuesta anónima que les permitirá expresar su opinión sobre esta materia.

VIGILANCIA Y CONTROL

El plan recogerá un análisis de los gases contaminantes, primarios y secundarios, y material particulado derivado de las actividades antropogénicas, teniendo en consideración los aportes naturales. Entre las sustancias que establece la normativa comunitaria y, objeto del presente plan, se encuentran las siguientes: Dióxido de azufre (SO2), Óxidos de nitrógeno (NO2, NOX), Monóxido de carbono (CO), Ozono (O3), Material particulado (PM10 y PM2,5), Plomo (Pb), Arsénico (Ar), Cadmio (Cd), Mercurio (Hg), Níquel (Ni), Amoniaco (NH3), Benceno, Benzo(a) y pireno (hidrocarburos aromáticos policíclicos – HAP) así como compuestos orgánicos y compuestos orgánicos volátiles (COV).

En lo que se refiere al dióxido de carbono (CO2), hay que señalar que sus efectos no se relacionan directamente con la contaminación de la calidad del aire urbana y regional y sí con su especial relevancia a nivel planetario por su contribución al efecto invernadero, calentamiento global y cambio climático. Sin embargo, es especialmente significativo como principal indicador de las emisiones de todos los contaminantes derivados de los procesos de combustión.

El Ayuntamiento de Málaga medirá la calidad del aire con dispositivos en bicicletas y carros de correos.

El Ayuntamiento, Correos y la compañía tecnológica Urban Clouds, enfocada a Smart Cities, colaboran en el proyecto CURMOS, que permitirá crear un mapa medioambiental de la ciudad.

La ciudad de Málaga medirá durante un año la calidad del aire a través del programa CURMOS (Correos Urban Mobile Sensors), gracias a los acuerdos firmados entre el Ayuntamiento de Málaga, la empresa malagueña Urban Clouds y Grupo Correos. El consistorio, Grupo Correos y la compañía tecnológica enfocada a Smart Cities retoman así la colaboración iniciada en 2015, sobre las que han informado esta mañana los concejales de Nuevas Tecnologías y de Sostenibilidad Medioambiental, Mario Cortés y Raúl Jiménez, acompañados por el subdirector de Innovación del Grupo Correos, Jordi Escruela; el director territorial de Correos en Andalucía, José Luis Prados Linero; y el CEO de Urban Clouds, Daniel Caro.

Gracias a la cooperación ciudadana, se recogerán datos medioambientales a través de 40 dispositivos “Appmosfera” ubicados en las bicicletas de voluntarios que utilicen este medio en sus desplazamientos diarios, lo que proporcionará una masiva fuente de datos para crear mapas medioambientales de Málaga de bajo coste y alta calidad. El sistema de sensores Appmosfera ofrece al usuario -a través de una aplicación descargable en su teléfono móvil iOs y Android- las rutas más saludables antes, durante y después de los trayectos para que los ciclistas puedan evitar la polución. Los datos recolectados serán enviados a un servidor central para su análisis y posterior uso por la administración.

Esta medición se complementará con 15 dispositivos “CURMOS”, tres estaciones fijas y una laboratorio móvil de calibración, todos ellos diseñados por la empresa malagueña de base tecnológica Urban Clouds, cuyo objetivo es el diseño y desarrollo de productos para ciudades inteligentes. Desarrolla y controla todo el ciclo de producto desde el diseño industrial, desarrollo de hardware-electrónica y software, hasta la comunicación y comercialización. COLABORACIÓN DE CORREOS Por su parte, el Grupo Correos aportará en esta iniciativa la infraestructura necesaria durante la medición de los dispositivos móviles CURMOS, gracias a las diferentes rutas que realizan los carteros en su jornada laboral.

La polución ambiental supone un serio problema para pueblos y ciudades, en el que las administraciones han de tomar un papel activo, tanto en la medición de la calidad del aire como en la información y concienciación de la ciudadanía de su importancia; y finalmente en la adopción de medidas basadas en datos contrastados y fiables en tiempo real como los que aporta el sistema CURMOS.

Actualmente, la monitorización de la calidad del aire se lleva cabo con estaciones fijas de grandes dimensiones, de muy alto coste y con instrumentación que necesita mantenimiento y calibración continua. En contraste, el sistema de monitorización de la calidad de aire propuesto por Urban Clouds constituye una importante alternativa a los métodos de medición tradicionales, ya que al combinar estaciones de medición fijas y móviles dota de mayor rango de cobertura y reduce costes, lo que supone un ahorro de hasta el 60% para los Ayuntamientos.

¿QUÉ ES CURMOS? El sistema CURMOS consiste en una red de monitorización híbrida, compuesta por dispositivos fijos y móviles de bajo costo combinados para maximizar la cobertura, y sensores de alta precisión para maximizar la calidad de los datos. El sistema se complementa con un Laboratorio Como Servicio (LAAS) móvil, que asegura el alto rendimiento del resto de dispositivos, cubriendo zonas de sombra, áreas bajo demanda y estudios en profundidad.

CURMOS hace posible medir la calidad de aire utilizando sensores con costes mucho menores gracias a una novedosa tecnología basada en dispositivos móviles con conexión GPRS, Bluetooth y Wi-Fi para monitorizar espacios urbanos y obtener mapas con información actualizada y gráficos en tiempo real. La clave es reutilizar recursos ya existentes en la ciudad y generar distintas capas de datos con el objetivo de optimizar el sistema a nivel costes y calidad de los datos.

La información recogida por estos dispositivos será recibida por el Ayuntamiento en paneles de control personalizables que proporcionan datos en tiempo real fijos y móviles. Se obtienen medidas cualificadas y certificadas de NO2, CO, O3, gases irritantes, PM2.5, PM10 y otros gases y partículas contaminantes a demanda.

La gran cantidad de datos procesados cada pocos segundos sobre toda la red de dispositivos hace posible obtener en tiempo real datos precisos y detallados sobre los niveles de polución de la ciudad. Esto permite tomar decisiones concretas, tanto a corto plazo como a largo plazo, y proporciona información relevante para la toma de decisiones estratégicas y la puesta en marcha del Plan de Mejora de la Calidad de Aire, incluyendo fase de diagnóstico, implementación de mejoras, estudios en detalle de las zonas de mayor interés y otros informes con recomendaciones y análisis de la ciudad de Málaga.

FASES DEL PROYECTO

FASE I / Duración: 3 meses.

En esta primera fase, y posteriormente a la entrega de los 40 dispositivos a los voluntarios (habrá 10 en reserva), se recogerán durante 3 meses datos de calidad de aire que serán procesados para la elaboración de mapas que provean de información inicial sobre el estado general de contaminación de Málaga en términos cualitativos (bueno, malo, regular).

FASE II / Duración: 6 meses.

En esta fase del proyecto se incorpora Correos, ya que se desplegarán los dispositivos de medición instalados en carros de reparto postal, los dispositivos fijos, así como el laboratorio móvil. Los dispositivos de participación ciudadana continuarán recogiendo mediciones.

FASE III / Duración 3 meses.

Durante esta fase, y en base a los estudios de la Fase I y Fase II, se elaborará un informe final y un informe con conclusiones sobre el estado de situación de la ciudad de Málaga a nivel cualitativo y cuantitativo sectorizado por zonas. Asimismo, se establecerá un listado de acciones para la mejora de la calidad del aire en las zonas de estudio, así como indicadores de seguimiento para su implementación.

PROYECTO CURMOS.ANTECEDENTES

El proyecto CURMOS (Correos Urban Mobile Sensors) -con la participación del Ayuntamiento de Málaga, Grupo Correos y Urban Clouds- sirvió en 2015 como programa piloto para la medición de la calidad del aire en Málaga utilizando la rutas habituales de los carteros de Correos. CURMOS recibió cobertura internacional y amplio reconocimiento por su innovación y contribución a la inteligencia urbana, demostrando el potencial de la nueva tecnología de bajo coste y unión de dispositivos móviles/fijos de Urban Clouds en servicios públicos. En 2016, CURMOS-SMAQ fue seleccionado por la consultora mundial Gartner como tecnología puntera a nivel mundial en el campo de Sostenibilidad, Smart Cities, Big Data e Internet of Things – IoT. Urban Clouds y la tecnología en bicicletas y carros de carteros Smart fueron nombradas por Gartner como Cool Vendor 2016 en el campo de la sostenibilidad.

Nature Geoscience destaca la capacidad del sistema CALIOPE para la toma de medidas preventivas sobre la calidad del aire.

La revista Nature Geoscience destaca la capacidad del sistema de pronóstico de la calidad del aire del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). La revista, que dedica su editorial al problema de la contaminación del aire en las ciudades, señala la capacidad del sistema CALIOPE de “proporcionar a los tomadores de decisiones la información que necesitan para tomar medidas preventivas” sobre la calidad del aire .

CALIOPE ofrece pronósticos de calidad del aire a 48 horas vista para España y Europa

CALIOPE ofrece pronósticos de calidad del aire a 48 horas vista para España y Europa

“Los pronósticos a corto plazo se han utilizado durante mucho tiempo para alertar a los ciudadanos sobre la mala calidad del aire y, de hecho, son cada vez más confiables en el rango de 24-48 horas. No obstante, algunos sistemas van más lejos: en la ciudad de Barcelona, el sistema CALIOPE proporciona previsiones que incorporan diferentes escenarios de reducción de emisiones como las prohibiciones de vehículos”, señala la publicación.

Las previsiones sobre la calidad del aire son claves para poder gestionar medidas contra la contaminación y sus efectos sobre la ciudadanía y el medioambiente

Como tal, CALIOPE y sistemas como éste tienen la funcionalidad necesaria para proporcionar a los tomadores de decisiones la información que necesitan para tomar medidas preventivas”.

En concreto, CALIOPE ofrece pronósticos de calidad del aire a 48 horas vista para España y Europa, gracias a la superposición de diferentes modelos de simulación ejecutados con el superordinador MareNostrum. Con CALIOPE el usuario puede ver la calidad del aire en una determinada ubicación y cuáles son las concentraciones de los principales contaminantes -ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, y partículas – en ella.

Las previsiones sobre la calidad del aire son claves para poder gestionar medidas contra la contaminación y sus efectos sobre la ciudadanía y el medioambiente.Más información en www.bsc.es/caliope/es y en www.nature.com/ngeo/journal/v10/n2/full/ngeo2893.html

Fuente: Techweek.

Málaga cuenta con un nuevo medidor de polen, cuyos datos podrán ser consultados por internet.

Su instalación por parte del Departamento de Biología Vegetal de la UMA en la cubierta de la sede del Centro Asesor Ambiental del Ayuntamiento completa la información recabada por el sensor que hay en el campus de Teatinos.

Los interesados en conocer la evolución de la presencia de polen en la atmósfera de la ciudad podrán consultar en los próximos días la información recogida por un nuevo medidor de este alérgeno, que acaba de ser instalado por el equipo de Aerobiología del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga. El captador se encuentra en la cubierta de la sede del Centro Asesor Ambiental del Ayuntamiento en la calle Dos Aceras, a la altura de la Plaza de Montaño, que alberga también la Sección de Biodiversidad y Educación Ambiental del Área de Sostenibilidad Medioambiental.
La información generada por el captador será especialmente útil tanto para las personas alérgicas como para el personal sanitario dedicado a la atención primaria. Los datos irán acompañados de un pronóstico para los siguientes días, así como avisos de alerta en los momentos de máxima concentración de polen. Todo ello podrá consultarse en la web de la Universidad www.aerobiologia.uma.es/, y en el portal de datos abiertos del Ayuntamiento: http://datosabiertos.malaga.eu/
El equipo de Aerobiología del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad malagueña mantiene desde el año 1991 una estación aerobiológica, que muestrea ininterrumpidamente el polen de la atmósfera de Málaga, situada en el Campus de Teatinos de la Universidad. Con los resultados obtenidos se elaboran partes polínicos semanales que alertan a la población sobre las concentraciones del polen atmosférico.
El hecho de que dicha estación aerobiológica se encuentre en el extrarradio de la ciudad ha provocado que hasta ahora no se haya accedido a información sobre el comportamiento del polen atmosférico en el centro de Málaga, de ámbito más urbano y con distintas características en lo que a vegetación y a variables microclimáticas se refiere, además de estar más transitado. Con la entrada en servicio de la nueva estación se tendrá una información más completa de la evolución polínica de la atmósfera de la ciudad.

El 80% de la población española aún respira aire contaminado por ozono

Más de 37 millones de españoles han respirado aire contaminado por ozono durante 2016. Así lo revela el primer informe presentado por Ecologistas en Acción sobre la contaminación por ozono en España durante los meses de enero a octubre de 2016. El estudio se basa en los datos recogidos en 455 estaciones oficiales de medición instaladas por toda la geografía española. Los resultados están muy lejos de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los niveles de ozono. En 2016, un total de 37,3 millones de personas en España ha respirado aire contaminado, lo que supone un 80% de la población y un 92% del territorio. Asimismo y prestando atención a los objetivos establecidos por la normativa española y europea, en lugar de a las recomendaciones de la OMS, 10,2 millones de personas están expuestas al aire contaminado, un 22% del total.

Durante el año en curso, el ozono troposférico -responsable de una parte de la contaminación atmosférica del aire sobre todo durante los días de sol- ha mantenido niveles estacionarios, con alzas y descensos según los territorios. Su complejidad, ha asegurado Ecologistas en Acción en un comunicado, “no tiene una fuente humana directa”, por ser un contaminante secundario que afecta durante la primavera y el verano, especialmente en áreas rurales y periféricas, donde se dan las condiciones perfectas de producción de oxígeno y de llegada de masa de contaminación urbana. Sin embargo, se debe poner especial atención al incremento de estos niveles en condiciones meteorológicas extremas, cada vez más frecuentes y largas (olas de calor). “Es preciso llevar a cabo medidas encaminadas a mejorar la calidad del aire mediante la reducción de los niveles de ozono” afirma el coordinador de calidad del aire de Ecologistas en Acción, Juan Bárcena. Para ello, “se debe reducir el tráfico en las grandes ciudades y avanzar hacia un tipo de movilidad sostenible basada en el transporte público y los medios no motorizados”.

Según el informe, “la legislación española y europea define como valor objetivo el nivel de un contaminante que deberá alcanzarse en un momento determinado para evitar, prevenir o reducir los efectos nocivos sobre la salud humana, el medio ambiente y los bienes de cualquier naturaleza”. En efecto, la presencia de ozono en el aire causa 17.000 fallecimientos en España, pérdida de horas de trabajo por las largas bajas laborales y un daño irreversible en los cultivos y los espacios naturales: dos terceras partes de la superficie cultivada en España está contaminada por ozono. Como afirma el coordinador del informe, Miguel Ceballos: “España se posiciona -junto a Italia- como el país con mayores niveles de aire contaminado de la Unión Europea.

Según los datos resultantes, España no sólo suspende en el cumplimiento de las estimaciones legales e internacionales en materia de calidad del aire y emisión de otro tipo de partículas como el dióxido de nitrógeno. Asimismo, la Comisión Europea tiene abiertos dos procedimientos de infracción contra España, lo que despierta la necesidad de llevar a cabo medidas encaminadas a controlar la situación del ozono. Además, el resultado del informe pone en tela de juicio las medidas medioambientales llevadas a cabo durante los últimos años. “Es preciso hacer políticas urbanísticas que tiendan al urbanismo compacto, al mayor uso de energías renovables y a la información y concienciación del ahorro energético y la sostenibilidad medioambiental”, ha señalado Ecologistas en Acción.

Para hacer posible la transmisión de la información, Ecologistas en Acción ha desarrollado durante el verano de 2016 una campaña de sensibilización sobre el ozono troposférico en todo el territorio español.

Fuente: El Mundo